Convierta a LA NOTA DEL DÍA en su fuente de noticias

Coronavirus: han aumentado las intoxicaciones por cloro gracias a la pandemia

El coronavirus ha logrado que cada vez más personas alrededor del mundo se preocupen más por su salud e higiene. Tanto es así que el cloro se ha vuelto parte importante en la vida de las personas para poder desinfectar todo el hogar. Pero al parecer no es muy seguro hacer eso.

Se han incrementado las intoxicaciones

Desde que dio inicio la pandemia se han registrado cada vez más intoxicaciones por cloro. Las cuales sorpresivamente, no tiene que ver en su mayoría con la ingesta de este producto vía oral a propósito, sino que ocurre gracias a que se usa demasiado para limpiar.

Recordemos primero que todo en exceso es malo y más si hablamos de ácidos que se mantienen en contacto con humanos. Pues el uso excesivo de cloro puede no solamente bajar la defensas de las personas al respirarlo constantemente, sino que puede ocasionar que en algún momento lo consumamos sin intenciones de hacerlo.

Desde el primero de marzo del 2020 hasta el 26 de Abril de este mismo año se han registrado unos 435 casos de intoxicación por cloro doméstico. El 80.5% de estos han ocurrido gracias a factores como lo son exposiciones accidentales al cloro, ya sea por un exceso de limpieza en superficies o por ingesta accidental de parte de menores de edad.

La mejor manera de evitar intoxicarse accidentalmente con cloro es usando las siguientes soluciones de cloro:

  • Con un cloro de 5% de concentración, usar una cucharada sopera y media de cloro en un litro de agua.
  • Para uno con 2.6% de concentración usar dos cucharadas soperas y dos pequeñas de cloro en un litro de agua.
  • Un cloro de 2.2% necesita dos cucharadas soperas y tres cucharaditas en un litro de agua.
  • Por último, para un cloro con 1.1% de concentración se deben usar 5 cucharadas soperas y una cucharadita de cloro en un litro de agua.

Otras recomendaciones a seguir

  • Las cucharas que se usen para hacer las soluciones nunca se deben usar para comer, solo para hacer las soluciones.
  • Nunca mezclar el cloro con otro producto.
  • Siempre limpiar las superficies con agua y con jabón antes de desinfectar con cloro.
  • Lavar constantemente superficies como lavamanos, interruptores de luz, la cocina, inodoros, manijas, mesas y escritorios.
  • Verificar la fecha de vencimiento del cloro.
  • Seguir instrucciones del fabricante que se encuentran en el empaque.
  • Guardar en un lugar con ventilación adecuada.
  • Tirar a la basura los guantes desechables después de usarlos una vez.
  • Si se usan guantes reutilizables, usarlos solamente para desinfectar con cloro y para nada más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.