Crecimiento imparable en la Luz del Mundo

La Plaza de la Liberación, ubicada en el corazón del Centro Histórico de la ciudad de Guadalajara, fue escenario de la ceremonia pública de bautismos de la Iglesia La Luz del Mundo, efectuada el pasado 10 de noviembre de 10:00 a 12:00 horas.

Acudieron a la concurrida ceremonia religiosa aproximadamente 25 mil fieles de las iglesias establecidas en los ocho municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara, quienes mostraron respeto, orden y disciplina de principio a fin.

Fueron 682 las personas que tomaron la decisión de incorporarse bajo el impulso de su fe a La Luz del Mundo, una Iglesia que sigue creciendo de manera inimaginable e imparable en los 58 países en que tiene presencia.

La multitud concurrente tiñó de blanco el espacio público que los tapatíos conocen también como la Plaza de los Tres Poderes, la cual empezó a ser abarrotada a partir de las 9:00 horas por hombres y mujeres de diferentes edades pero unidos por la fe que ha engendrado en sus corazones la palabra apostólica.

Por el importante atractivo turístico de la Perla Tapatía, catalogada como la octava mejor ciudad para visitar en México y Sudamérica, decenas de turistas procedentes de países como Francia y China se tomaron un tiempo para presencia los bautismos y para anotar los domicilios de la Iglesia en sus naciones de origen.

La celebración de este domingo comenzó entre voces de júbilo y de alabanza de un pueblo en fiesta, el cual se regocijó al contemplar la decisión de los aspirantes al bautismo, quienes fueron llamados al frente por el ministro José Leodegario Saavedra, quien les tomó la protesta de fe en presencia de los miles de asistentes, formulándoles las siguientes preguntas: 1) ¿creen en el Señor Jesucristo y lo aceptan como único y suficiente Salvador para sus almas?; 2) ¿creen que al ser invocado el nombre de Jesucristo por un ministro autorizado por el Espíritu Santo, sus pecados, por graves que sean, les serán perdonados?; 3) ¿creen en la Biblia, y la aceptan como única y suficiente regla de fe? 4) ¿creen que el gobierno apostólico de la Iglesia La Luz del Mundo es por elección divina? 5) ¿creen que es requisito indispensable para su salvación renunciar al mundo y sus atractivos, para entregar sus vidas en lo sucesivo al servicio de Dios? 6) ¿creen que es necesario recibir los consejos impartidos por los ministros que pastorean sus almas, y están dispuestos a recibirlos cuando les fueren impartidos?

Las anteriores preguntas tienen que ver con el creer, una condición necesaria para poder ser bautizados. No hay que perder de vista que Jesucristo el Hijo de Dios enseñó que, para poder recibir el bautismo para salvación y perdón de pecados, es necesario creer según establece la Biblia en el Evangelio de Marcos 16:16.

Las preguntas arriba mencionadas fueron respondidas de manera convincente y con un sonoro amén por las 682 personas que bajaron a las aguas bautismales. Todas ellas se comprometieron racionalmente a vivir una vida conforme a los principios cristianos, que tienen el poder de formar buenos cristianos para Dios y buenos ciudadanos para el mundo.

Al término del acto de protesta, 15 diáconos de la Iglesia se alternaron en diferentes momentos de la ceremonia para efectuar los bautismos. Lo hicieron entre cánticos entonados por los coros y orfeones que hicieron acto de presencia en el desarrollo del evento, invocando el Nombre de Jesucristo con autoridad apostólica y sumergiendo en agua a los hombres y mujeres que el día de ayer decidieron poner fin a su pasada manera de vivir.

Desde el día de ayer, los hoy bautizados alcanzaron plena libertad espiritual y adquirieron el compromiso espiritual de conservar y defender la libertad que han alcanzado por misericordia de Dios. Lo harán a través de la práctica de la doctrina apostólica, que tiene poder para perfeccionar cada vez más a los creyentes en Cristo Jesús.

Twitter: @armayacastro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *