ASHBURN, Va. — Los Washington Commanders seleccionaron al mariscal de campo de LSU, Jayden Daniels, en segundo lugar global debido a su talento, pero también porque necesitaban un nuevo comienzo y se propusieron tratar de encontrar un camino hacia la estabilización de una de las franquicias menos estables de la NFL.

En Daniels, los Commanders no sólo han encontrado al mariscal de campo que creen que puede ganarles juegos, sino también a uno que puede ayudarlos a generar una vibra completamente nueva en la organización. Y eso, dice la entrenadora de mariscales de campo, Tavita Pritchard, es lo más importante.

LEER MÁS: Primeras observaciones 11 contra 11 de Jayden Daniels de las OTA

“Creo que lo más importante que se identificó a medida que atravesamos ese proceso (Draft de la NFL) fue simplemente la cultura que encaja con él aquí”, dijo Pritchard cuando le preguntamos qué atrajo a Washington a Daniels al principio del proceso de evaluación. “Hemos hablado sobre la competitividad, hemos hablado sobre cómo trabaja, su amor por el fútbol. Esas son cosas que (el entrenador en jefe Dan Quinn) predica día tras día, y es consistente para todos, obviamente, haber estado aquí. el año pasado, consistente con todos los que incorporamos al personal, todos los que incorporamos en el draft y la agencia libre, hay puntos en común allí y eso también se aplica a Jayden”.

Claramente, los Comandantes tenían algunos rasgos compartidos que buscaban en las nuevas incorporaciones a la plantilla (y al cuerpo técnico, para ser honesto) este año, y la competitividad es una de las más importantes. No sólo el deseo de ganar, sino la capacidad de no tener miedo de competir.

En el campo de práctica estos días no es inusual escuchar a un back defensivo hablar mal de un mariscal de campo sobre una intercepción que le hicieron, y luego escuchar a ese pasador decirle a su compañero de equipo que no volverá a suceder. Están aprendiendo unos de otros y esas lecciones se aprecian, no se desprecian.

5 de junio de 2024;  Ashburn, Virginia, EE.UU.;  El mariscal de campo de los Comandantes de Washington, Jayden Daniels (5), se prepara para pasar el balón durante los entrenamientos de OTA en Commanders Park.  Crédito obligatorio: Geoff Burke-USA TODAY Deportes

5 de junio de 2024; Ashburn, Virginia, EE.UU.; El mariscal de campo de los Comandantes de Washington, Jayden Daniels (5), se prepara para pasar el balón durante los entrenamientos de OTA en Commanders Park. Crédito obligatorio: Geoff Burke-USA TODAY Deportes / Geoff Burke-USA TODAY Deportes

“Creo que lo más importante que se identificó a medida que atravesamos ese proceso (Draft de la NFL) fue simplemente la cultura que encaja con él aquí”.

Tavita Pritchard, entrenadora de QB de Commanders

Incluso hemos sido testigos de cómo líderes de franquicia establecidos como el tackle defensivo Jonathan Allen se enfrentan en ejercicios de línea defensiva contra jugadores mucho menos publicitados. Si ese compañero de equipo menos conocido le gana en esa repetición, no habrá pelea, sólo motivación para mejorar, y hacerlo mejor, la próxima vez.

Eso es lo que genera una competencia sana y, como dijo el entrenador Pritchard, está en todas partes, hasta el punto de que es un lugar común en Washington en este momento. Lo que no lo es, sin embargo, es el nivel de habilidad de Daniels no sólo para lanzar la pelota, sino también para diferenciarse como atleta. Otra característica que llamó la atención de Pritchard en el período previo al Draft de la NFL, aunque sirvió más como un recordatorio que como algo nuevo que aprender.

“Tuve el, digo privilegiopero voy a disminuir esa palabra, yo sí tuve la oportunidad verlo al principio de su carrera. Lo entrené cuando estaba en Stanford y él estaba en Arizona State, y recuerdo a un joven mariscal de campo muy atlético que dijo: 'Wow, este tipo tiene algo'”, dijo Pritchard. “Avanzando rápidamente, lo evalué por el draft y solo recuerdo haber visto a este pasador increíblemente pulido, atlético y quieto que, honestamente, no creo que haya tenido un mal juego el año pasado. Quiero decir, solo estoy viendo clip tras clip de juego tras juego, y él simplemente marca y derriba las defensas con sus piernas, con su brazo, está procesando, la pelota está saliendo. Quiero decir, todas las cosas que necesitas traducir a este nivel”.

El currículum universitario de Daniels está bien documentado, pero es importante tener en cuenta que no fueron sólo sus estadísticas, aspectos destacados y mensurables atléticos los que lo llevaron a los Commanders. Porque en este momento se trata de algo más que fútbol: se trata de establecer un tono, un clima de éxito que no se produce porque simplemente sucede, sino porque se fabrica deliberadamente.

Ese tipo de proceso requiere cultura y se necesitan los administradores adecuados para sacar a la superficie ese espíritu de la organización y mantenerlo allí en los años venideros. Porque si todo va bien, los entrenadores como Pritchard no estarán aquí por mucho tiempo. Tendrán oportunidades de avanzar en su profesión y llevar esa cultura a otros lugares.

No todo comienza con Daniels, ni necesariamente comienza con él, pero al jugar en la posición más importante en el campo, su capacidad para encarnarla temprano y a menudo será una pieza importante de lo que los Commanders buscan construir.

LEER MÁS: ¿Es Washington el equipo 'más improvisado' de la NFL?

Seguir con ComandanteGameday y el Bloqueado en comandantes Podcast para obtener más cobertura de los Washington Commanders durante la temporada 2024.

Fuente