Cuando Costco Wholesale abrió un almacén en un pueblo rural japonés cerca de Tokio el año pasado ofreciendo cientos de empleos con salarios impresionantes, una cadena de tiendas de fideos cercana tomó una medida drástica: aumentó los salarios por hora en un tercio. Algunos esperan que esto sea una señal de que las grandes empresas extranjeras finalmente podrían desencadenar un círculo virtuoso de aumento de salarios y consumo en un país donde el débil crecimiento salarial ha sido un gran lastre para la economía. Julian Satterthwaite informa.

Fuente