Convierta a LA NOTA DEL DÍA en su fuente de noticias

En dónde se encuentra el Ferrari mencionado por Emilio Lozoya como un regalo de Duarte a Peña Nieto

Las supuestas declaraciones de Emilio Lozoya Austin, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex) tienen un señalamiento sobre el expresidente de México Enrique Peña Nieto, pues Emilio asume que el exgobernador de Veracruz Javier Duarte le regaló un Ferrari perteneciente a López Mateos. Sin embargo una periodista lo desmiente.

La periodista Dolia Estévez publicó en su cuenta de Twitter que podría ser que el Ferrari que menciona Emilio Lozoya en su declaración fue vendido en California en el 2011.

“En 1966, ALM se lo vendió al coleccionista Fco Diez Barroso. Terminó en EU donde se cotizan mejor. ¿Cuántas mentiras más habrá dicho?”, escribió en Twitter.

En el mismo hilo de la conversación menciona que se hicieron pocos modelos y son considerados antigüedades “con demanda entre coleccionistas de autos antiguos. Se cotizan entre 1 y 1.5 mdd. López Mateos era aficionado a autos de lujo”.

“FALSO. NO dijo que era rojo. Lee. Eso lo inventó @Reforma y tu te lo creíste sin leer el documento. Hace 60 años, los Ferrari rojos eran los autos de carrera, los sedan como el de AML, no. ¿Quién miente?”, escribió.

La veracidad de este dato se va a reflejar cuando los testigos vayan a declarar y corroborar su información.

Los testigos son: un general del Estado Mayor Presidencial, su jefe de escoltas, su secretario particular en Pemex y un jefe de departamento en la empresa estatal petrolera. Lamentablemente, otros dos posibles testigos habrían muerto, de acuerdo con la información del diario El Universal.

Las declaraciones que Emilio Lozoya hace, van desde señalamientos de fraude electoral hasta desvíos millonarios para aprobar la llamada reforma energética; sin embargo, en este ambiente de opulencia y corrupción, las excentricidades también salieron a la luz.

Entre esas excentricidades salió el nombre del exgobernador de Veracruz Javier Duarte, encarcelado y condenado por corrupción, quien negó haber regalado en 2015 un Ferrari al presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), contradiciendo la versión presentada ante la Fiscalía General por el exdirector de Pemex Emilio Lozoya.

“Con todo respeto a Emilio Lozoya, quiero subrayar que a los únicos Ferraris que conozco son a Ramón Ferrari Pardiño, a Alfredo Ferrari Saavedra y a Antonio Ferrari Cazarin, quienes colaboraron en mi gobierno”, expresó a través de Twitter el que fuera gobernador de Veracruz entre 2010 y 2016, año en el que dejó el cargo para huir del país.

Duarte, en prisión desde 2017 y condenado en 2018, añadió que jamás se ha “subido a un automóvil de esa marca italiana” y que nunca ha comprado ni regalado uno.

Lozoya, procesado por haber recibido 10,5 millones de dólares en sobornos de la trama Odebrecht, llegó a un acuerdo con la Fiscalía para rebajar su condena a cambio de revelar las tramas de corrupción del Gobierno de Peña Nieto.