Convierta a LA NOTA DEL DÍA en su fuente de noticias

Inteligencia artificial de Google ‘le da la vuelta’ a los médicos en pruebas para detectar cáncer de mama

Google Health ha desarrollado un sistema que puede identificar el cáncer de mama con mayor precisión que los radiólogos, lo cual representa la más reciente señal de que la inteligencia artificial (IA) podría mejorar la detección temprana de la enfermedad en las imágenes.

En un artículo publicado en la revista científica Nature, expertos de Google Health, la unidad DeepMind de Alphabet y universidades del Reino Unido y EU mostraron que el modelo de IA redujo tanto los falsos positivos, en los que a los pacientes se les dice erróneamente que tienen cáncer, como los falsos negativos, donde la enfermedad está presente, pero no se diagnostica.

Se sabe que las mamografías de detección son imperfectas y que no detectan aproximadamente uno de cada cinco cánceres de seno, según la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer. Más de la mitad de todas las mujeres reciben un falso positivo cada 10 años, lo cual provoca ansiedad y conduce a tratamientos innecesarios, el cual, según se estimó en un estudio de 2015 en la revista Health Affairs, le cuesta a EU más de 4 mil millones de dólares al año.

Dominic King, director de Google Health en el Reino Unido, dijo que los resultados fueron “realmente emocionantes” y mostraron cómo la IA podría utilizarse para ayudar a detectar cánceres en etapas más tempranas, cuando la enfermedad es más difícil de detectar con precisión. El algoritmo fue entrenado y probado en imágenes anónimas de casi 120,000 mamografías en EU y el Reino Unido.

DeepMind recientemente transfirió el control de su división de salud a su sociedad matriz Google. Mustafa Suleyman, quien supervisó el equipo de salud, abandonará DeepMind y ocupará un nuevo puesto en el que examinará las oportunidades y los impactos de la inteligencia artificial aplicada en Google.

El Dr. King, quien previamente había sido un cirujano especializado en cáncer de mama, dijo que Google se había embarcado en el estudio en parte porque los principales radiólogos no creían que los servicios de detección de cáncer del Reino Unido fueran sostenibles. En 2018, el Colegio Real de Radiólogos estimó que el país necesitaría más de mil radiólogos de diagnóstico adicionales a tiempo completo para satisfacer la demanda.

Espera que algún día la IA pueda recibir la aprobación regulatoria para ser una herramienta de apoyo para los médicos, pero no reemplazarlos. “Podría ser una segunda opinión, avisar o dar una recomendación en algún momento de que es necesario mirar más detenidamente una imagen, o marcar muestras en las que se han cometido errores”, dijo.

Las grandes compañías tecnológicas están cada vez más interesadas en utilizar su experiencia en inteligencia artificial en la atención sanitaria, en particular implementando algoritmos de visión por computadora para detectar patrones en imágenes que requieren examinar signos visuales, en campos como la patología, la oftalmología y la dermatología.

Google ya ha creado el Lymph Node Assistant, que tiene una precisión del 99 por ciento en la detección de células de cáncer de seno en etapa tardía que se han extendido por el cuerpo. DeepMind se está preparando para el lanzamiento comercial de un dispositivo que puede diagnosticar enfermedades oculares complejas con la misma precisión que los especialistas.

Las grandes compañías tecnológicas también enfrentan la competencia de empresas startup como Kheiron Medical, que está capacitando un algoritmo similar para identificar señales de cáncer de seno. Dicho algoritmo, basado en datos de capacitación procedentes de hospitales en Hungría, superó el desempeño promedio de un radiólogo.

El artículo de Google Health fue escrito en colaboración con el Centro Imperial de Investigación del Cáncer del Reino Unido, la Universidad Northwestern en Illinois y el Hospital Real del Condado de Surrey. Descubrió que el modelo de IA redujo el número de falsos positivos en un 5.7 por ciento en EU y en un 1.2 por ciento en el Reino Unido, donde cada imagen la revisan dos radiólogos. Redujo los falsos negativos en un 9.4 por ciento en EU y en un 2.7 por ciento en el Reino Unido.

El profesor Ara Darzi, autor del artículo y director del centro oncológico del Centro Imperial, dijo: “Por supuesto, habrá que abordar varios desafíos antes de que pueda implementarse la IA en los programas de mamografía en todo el mundo, pero el potencial para mejorar la atención sanitaria y ayudar a las pacientes es enorme”.