Convierta a LA NOTA DEL DÍA en su fuente de noticias

La Luz del Mundo ejemplo de Institucionalidad

La Luz del Mundo ejemplo de institucionalidad

Supera expectativas Santa Convocación 2020

Del 9 al 15 de agosto, se llevó cabo la Santa Convocación 2020; el 14 de agosto, la ciudad Phoenix, en Estados Unidos, fue la sede del servicio especial de Santa Cena, evento solemne que conmemora el sacrificio redentor de Jesucristo. Este año, de manera inédita, los integrantes de la Iglesia La Luz del Mundo participaron a la distancia, desde sus hogares del servicio religioso.

Un festejo singular que pasará a la historia por haberse realizado mediante el uso de las plataformas digitales, convirtiendo los hogares de cientos de miles de familias alrededor del mundo en templos y casas de oración; sin duda un ejemplo de responsabilidad civil ante las medidas sanitarias por la pandemia del Covid-19

Hogares se convierten en casas de oración

El ambiente festivo por la Santa Convocación transformó un espacio en cada domicilio de los hijos de Dios; los ornamentos propios de los templos en esta celebración ahora estuvieron presentes en casas particulares, fueron los propios integrantes de las familias quienes elaboraron decoraciones, colocaron uvas, copas y frases alusivas a esta conmemoración de la muerte y resurrección del Señor Jesucristo, disponiéndose así a participar de esta magna celebración.

Las transmisiones iniciaron el día 9 de agosto con la Ceremonia de Bienvenida a la Santa Convocación 2020, que tuvo como escenario la recién consagrada Casa de Oración en Phoenix Arizona. Las palabras de bienvenida fueron dadas por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, por medio de un mensaje que dirigió a la iglesia universal:

“Saludo con amor fraternal a los más de cinco millones de fieles que a través de la tecnología en sus hogares, o en algún templo, estamos unidos en esta ceremonia de Bienvenida, son miles de hogares cristianos de la Iglesia La Luz del Mundo reunidos en este momento, de manera especial a todos los simpatizantes y amigos que hoy también están sintonizando con nosotros, a todos les deseo que: La Paz De Dios nuestro Padre y la gracia de nuestro Señor Jesucristo, abunden en sus corazones”

“Nuestras reuniones masivas han sido una manera clara de identificarnos en muchos países del mundo, no obstante, por la situación de contingencia que actualmente vivimos a nivel internacional, por esta pandemia provocada por el virus COVID-.19, la Iglesia ha tomado determinaciones claras y definidas en defensa de la salud y vida de nuestros hermanos, con estas acciones evitamos focos de infección que proliferen el contagio masivo y nos ubicamos como una iglesia modelo y ejemplar. Jamás por practicar nuestra Fe pondríamos en riesgo el bienestar de la sociedad en general, pues hemos aprendido el respeto absoluto a los Derechos Humanos, particularmente el derecho a la vida, la salud y la libertad”.

Posteriormente, el Pastor designado por el Apóstol de Jesucristo, dio lectura a las naciones donde la iglesia tiene presencia; conforme se escucharon los nombres de los países, se observaron en las pantallas los rostros de una representación mínima del cuerpo ministerial y feligresía que, frente a los templos en cada nación, expresaron en breves palabras un saludo lleno de alegría y amor fraternal. Las conexiones en esta ceremonia inicial superaron un millón doscientas mil.

7 días de oración, en un ambiente de unidad familiar

Los subsecuentes días, en punto de las 5:00, 9:00, 12:30 y 18:00 horas, se transmitieron los servicios de adoración a Dios, desde los países donde el expositor en turno radica, tratando muy importantes temas, entre ellos algunos referentes al crecimiento personal, espiritual e integración familiar, motivando para seguir siendo buenos cristianos para Dios y mejores ciudadanos para el mundo.  

Servicio de Santa Cena

La ceremonia religiosa más importante de la Santa Convocación es la Santa Cena, acto solemne que se realizó la tarde del 14 de agosto en conmemoración del sacrificio redentor de Jesucristo, en la que los integrantes de la Iglesia en todo el mundo participaron de manera inédita desde sus hogares del servicio religioso, que tuvo como sede la ciudad de Phoenix, en Estados Unidos

En su mensaje de reflexión, el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, dirigió un mensaje vía telefónica para traer a la memoria el amor de Cristo, quien otorgó una libertad espiritual, superior a la que recibió el pueblo de Israel al salir de la esclavitud de Egipto.

Añadió que la mayor importancia de la conmemoración de la muerte de Cristo no consiste en viajar a una ciudad determinada, tampoco en una simple convivencia armónica entre hermanos. Refirió que la Santa Cena es un acto de libertad, por medio del mismo Hijo de Dios y con la participación del pan y el vino, recordamos su santo sacrificio. Recordar la muerte del Señor es sentir su muerte, sentir su dolor y ver la necesidad que él miró en todos nosotros.

“El mundo que no conocía el amor de Dios, que no sabía adorarle en espíritu y verdad, ese pueblo asentado en tinieblas vio gran luz. Hoy esta paz es eterna en nuestra alma”.

Al término del mensaje Apostólico y después de la bendición del pan y el vino, la iglesia presente en el inmueble religioso participó de la cena del Señor.

Muestra iglesia fuerza en redes sociales

Mediante el uso de los hashtags #ElAmorNosUne y #SantaCena2020, jóvenes de diferentes partes del mundo expresaron su alegría subiendo fotografías personales y familiares de su participación abundando mensajes de felicitaciones, estrechándose a la distancia en esta nueva normalidad. El #ElAmorNosUne  se ubicó en el número uno como tendencia nacional y local en Guadalajara.

El evento que fue seguido a la distancia por más de 1.6 millones de hogares, es una muestra del amor de los creyentes de la Iglesia en todo el mundo, hacia Jesucristo, nuestro Señor.