Y los majestuosos barcos seguir
A su refugio bajo la colina;
Pero, oh, por el toque de una mano desaparecida,
¡Y el sonido de una voz que está quieta!

En este corto, el videoensayista estadounidense Evan Puschak (también conocido como Nerdwriter) defiende que Alfred Tennyson (1809-92) es el “gran poeta inglés del dolor”. Combinando biografía y crítica literaria, Puschak detalla cómo la muerte repentina del mejor amigo de Tennyson a una edad temprana lo transformó en un escritor extraordinario sobre un tema que seguramente desearía no comprender tan profundamente. En particular, Puschak centra su análisis en el poema Romper, romper, romper (1842), que, en apenas 16 lineas, traza la trayectoria de una vida desde la niñez hasta la tumba. A través de esto, sostiene Puschak, la obra captura el sentimiento de un “buscar incesantemente algo que no está allí” y la discordante indiferencia del mundo en general que caracteriza el duelo.

Fuente