Entonces, ¿qué es exactamente una fuente post-binaria? ¿Y cómo se construye uno? Utilizando un lenguaje inclusivo y no binario como “terreno para la experimentación y la investigación”, el colectivo se dedica a diseñar glifos, ligaduras, vínculos y puntos de encuentro entre formas de letras a medida para convertir las palabras del idioma francés, que de otro modo tendrían género, en género neutral. Entre la colección de fuentes, el colectivo ha reelaborado el tipo de letra clásico Baskerville para crear su inclusiva BBB Baskerville.. Al desarrollar una nueva vía tipográfica a partir de una fuente existente que ha sido “aumentada colectivamente con glifos inclusivos”, la Baskerville actualizada es una intervención en un tipo de letra ampliamente utilizado con “autoridad estilística e histórica”. Desafiar las estructuras internas de tales tipos de letra es una forma que tiene el colectivo de “introducir glifos no binarios en los lugares normativos donde se difunde el conocimiento” y crear tipografía posbinaria, explican.

Además de estos proyectos de diseño de tipografía adaptativa, Bye Bye Binary reúne una variedad de fuentes existentes, que ya incluyen glifos post binarios en el sitio como una especie de archivo y biblioteca de estos proyectos en curso. Aunque todas estas fuentes no binarias están abiertas para que todos las usen, existen algunos términos y condiciones que vienen con la biblioteca, para que el colectivo pueda separar mejor su trabajo de aquellos con intenciones de lavado queer. CUTE: Conditions d'Utilisation Typographique Engageantes, una especie de contrato de uso, escrito en colaboración por los miembros, anima a los usuarios a analizar su posición “en una escala de privilegios” y a pensar en el uso que hacen de la recopilación de tipos de letra en el sitio. Esta medida permite al colectivo cumplir sus intenciones para que el sitio fomente el uso de fuentes post-binarias para causas LGBTQIA+ “empoderando a las personas para crear un ambiente más acogedor en sus propias comunidades”.

A medida que la biblioteca continúa creciendo, Bye Bye Binary Typothéque evoluciona constantemente, lo que permite agregar al sitio nuevas fuentes desarrolladas fuera del colectivo. El grupo nos dice que no buscarán “una lista exhaustiva de todas las fuentes inclusivas que existen” en el futuro, sino que se centrarán en “abrir campos tipográficos” en la gran compañía de otros diseñadores tipográficos que están creando “nuevas formas hospitalarias para el mayor número posible de personas”. Originalmente profundizaron en esta área de la investigación post-binaria a partir de la falta de representación que vieron en la escena tipográfica, ahora están emocionados de ser parte de lo que creen que se está convirtiendo en un “movimiento multifacético” y una forma de pensar sobre la tipografía. “como una práctica que puede evolucionar de manera audaz”… una ligadura a la vez.

Fuente