Ya a las 6 de la mañana, los lowriders intentaron entrar en Elysian Park en Los Ángeles para el Festival Lowrider anual del Cinco de Mayo. Este evento presenta lowriders y bicicletas mientras la gente escucha música y comida cultural en vivo. La celebración se lleva a cabo desde la década de 1970, cerca del Dodger Stadium, para enfatizar la orgullosa expresión de la herencia chicana. Sin embargo, cuando llegaron al parque, los agentes de policía los detuvieron y les dijeron que no se les permitía entrar.

Los oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) dijeron que no se permitía el acceso al público porque no podían controlar el tráfico tanto durante el juego de los Dodgers como durante el espectáculo de los lowrider. El día anterior, LA Times Car Club, principal organizador de esta tradición, publicó en su Instagram una captura de pantalla de un correo electrónico de la Junta Asesora de Policía Comunitaria de la División Noreste de LAPD. El correo electrónico decía: “Como recordatorio y según lo acordado, mañana de 6 am a 8 pm el evento “Low-Rider and Car Show” puede tener lugar con una aplicación relajada del estacionamiento”.

A pesar de que el evento fue un acuerdo establecido tanto por el organizador como por LAPD, la ciudad no cumplió su parte del acuerdo. Según el LA Times Car Club, afirmaron que se debía a la falta de permisos y provocaría más tráfico para el partido de los Dodgers esa tarde.

Esto llevó a los lowriders y espectadores al I Lot en Brookside Park, frente al Rosebowl en Pasadena. Aunque hubo una interrupción en el festival, el grupo estaba decidido a continuar con su tradición y lo logró. ¡Viva la cultura!

Fuente