Sigue creciendo La Luz del Mundo Realizan bautismos simultáneamente en seis sedes de USA

Convierta a LA NOTA DEL DÍA en su fuente de noticias

Cuando el Señor Jesucristo estableció que “el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”, alude a la toma de una decisión trascendental del individuo en la vida personal, familiar y de su alcance social.

Este nacimiento o reinicio de la vida, se da a petición del interesado, quien de forma personal decide refundar su vida en los valores y principios enseñados por el Señor Jesús y, mediante ellos, encontrar su felicidad y de quienes le rodean.

Mediante su Evangelio, nuestro Señor nos invita a vivir de manera sobria, justa y pacífica, marcando las reglas generales para la sana convivencia en sociedad. Principios enseñados por Jesucristo a este respecto son:

•          El amor a al prójimo como a uno mismo

•          Saber que todo lo que el hombre siembra, eso segará

•          Hacer con los hombres los que quieras que ellos hagan con nosotros

•          La convicción de que es más bienaventurado dar, que recibir

El amor a la persona misma es básico para interactuar en sociedad, ya que es a partir de él, es posible amar a nuestros semejantes. El Señor relaciona el amor propio con la capacidad de desarrollar buenas relaciones sociales, en consecuencia, una persona rica en valores y principios siempre podrá dar a los demás lo que hay en su interior.

Con la afirmación todo lo que el hombre sembrare, también lo segará, enseña que hay relación entre lo que hacemos y lo que sufrimos y disfrutamos en la vida. enseña sobre la responsabilidad, dejando en el albedrio de la persona la soberanía para su libre elección.

Enseña también que el trato a las personas determina el trato que recibiremos de parte de ellos, y en la última máxima citada, describe una característica definitoria de Dios y Jesucristo, refiriéndose a la caridad, dice el apóstol Juan: de tal manera Dios amo al mundo que envió a su hijo Jesucristo.

Con estas características el ser humano renace por medio del bautismo, siendo una persona nueva delante de Dios, con un proyecto de vida más saludable, fundado en los valores y principios cristianos, ocupados ahora en ser mejor persona, buen ciudadano, y en la formación de familias funcionales que se convierten, en cada lugar, en un generador de cambios para beneficio social.

Tal realidad se vivió en Estados Unidos este 13 de febrero de 2020, el marco de la celebración de la Santa Convocación que la Iglesia La Luz del Mundo realiza simultáneamente en Washington D.C, Chicago, Dallas, Phoenix, San Diego y Los Ángeles. Cien mil asistentes provenientes de cincuenta estados de la Unión Americana participarán este 14 de febrero del memorial santo, la Santa Cena. Este día cientos de personas de diferentes edades decidieron libremente incorporarse a la Iglesia, solicitando con mucha alegría su bautismo, para alcanzar paz y comunión con el Creador.

Hoy millones de personas alrededor de mundo, afirman que la iglesia La Luz del Mundo es el camino para su encuentro con Jesucristo. Han encontrado en la enseñanza apostólica, predicada por medio del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, la luz para lograr la felicidad a la que aspira todo ser humano, y la paz consigo mismo, con el prójimo y con Dios.

Deja Tu Me Gusta en la Pagina de Facebook

Ayuda nos compartiendo nuestras notas en tus redes sociales.


This will close in 30 seconds